LOS ESCRIBAS EGIPCIOS

Los Escribas


Los escribas eran indispensables para el funcionamiento del aparato estatal. En Egipto, el buen funcionamiento del Estado reposaba, esencialmente, en los escribas. Su misión consistía en transcribir las órdenes, anotar y controlar, en general, las actividades económicas. Los burócratas estaban adscritos al palacio del faraón, pero tanbien los había dependientes de los templos y del ejército.
Para la gran mayoría La forma de vida de los escriba fue situada muy por encima de los restantes grupos sociales inferiores, por su indispensable colaboración y estrecho contacto con la clase dirigente. El acceso a las escuelas de escribas estaba abierto, en teoría, a toda la población, (a finales del antiguo Egipto). Existen datos que de un principio, los escribas eran escogidos entre aquellos privilegiados que habían sido formados en el entorno de la familia real.

Para gran parte de los puestos de su centralizada administración se requería gran numero de oficiales que supieran leer y escribir; para seguir una carrera profesional era de primera necesidad obtener una educación adecuada en una de las escuelas adscritas a palacio o al templo, donde se copian libros y se recibían instrucciones. En Tebas había dos escuelas importantes, una en el Templo de Mut y otra en el Rammeseum. También destacaba la escuela de Deir El-Medina y la Casa de la Vida en el Templo de Medinet Habú. Los humildes escribas sin duda enseñarían a sus hijos o a algún hijo de un pariente como discípulos. El nivel de los ejercicios escolares sugiere que los escribas lograron discípulos aventajados y que siguieran sus vocaciones.



Las instrucciones empezaban a partir de los cuatro años hasta los diecisiete años. Al principio, el aprendiz de escriba sólo "dibujaba" textos que copiaban en tablillas de madera. Solo usaban el papiro cuando tenían experiencia, dado el alto precio del mismo. La educación que en los templos daban los sacerdotes a los pequeños eran muy complejas, ya que en la enseñanza de la escritura comprendía otras disciplinas, aparte de la habilidad precisa del dibujo a pluma, ya que se aprendía geografía, matemáticas, gramática, textos sagrados, idiomas extranjeros, dibujo, correspondencia comercial y diplomacia, etcétera, lo que capacitaba acceder a los mas dispares empleos.
Si bien, los estudiantes egipcios se las ingeniaban para aprender con la menor molestia, si este no aprendía o no hacia lo exigido, sus maestros aplicaban exhortaciones a los castigos corporales, pasando por encierros y enérgicas reprimendas… por eso quizás no era extraño que los aprendices desmoralizados por el método de enseñanza, dejaran los estudios, para dedicarse a otras profesiones que no tuvieran tanto desgaste intelectual: soldados, artesanos, agricultores, por ejemplo.

Los alumnos comenzaban aprendiendo de memoria los diferentes signos, de diversas categorías, a partir de eso avanzaban hacia las palabras del lenguaje literario, pues copiaban textos o extractos de obras clásicas (primeramente sobre lona; luego sobre tablillas y finalmente sobre papiros) lo que sin duda haya sido indispensable para que hayan perdurado asta nuestros días.

Las clases comenzaban por la mañana. Tras el desayuno se colocaban en el suelo alrededor del instructor en la conocida actitud del “escriba sentado” (sentados en el suelo con las piernas cruzadas). Los escribas, antes de comenzar su trabajo, rezaban una plegaria a Dyehuty (Tot), su patrón, creador de las lenguas y la escritura, para luego recibir los elementos básicos de la escritura, que consistían en papiros, una paleta, pinceles, tinteros, un frasco de agua y goma y un mortero.
El papiro venía en rollos que debían cortar con una navaja según la extensión del documento.
El pincel era un tallo de junco afilado a navaja o deshilachado por la punta.


En la paleta había dos orificios, uno para tinta negra (la más usada) y otro para la tinta roja (para destacar algún pasaje). Aunque utilizaban más colores, éstos eran los más característicos y los que usaban para documentos oficiales. De esta forma compartían también las enseñanzas con otros niños, hijos de funcionarios, destinados a la carrera de escribas.
Ponían el papiro sobre sus rodillas y escribían de derecha a izquierda, en vertical, y a mano alzada. No se utilizaban las minúsculas, y no se separaban las palabras, sólo al final de cada período del texto, con una señal denominada parágrafos. El título del texto iba al final para preservarlo. Cuando el escriba terminaba el texto, procedía a su corrección, ya fuera él mismo o un corrector experimentado.

No faltaron algunas muchachas que aprendieron a leer y escribir, no como modus vivendi, sino más bien para su propio placer. En tiempos del imperio medio se conoce la existencia de alguna escriba, y en la época baja estas debieron ser relativamente numerosas. Existen tablillas de las hijas de Amenofis IV y hay un grafito en la pirámide Escalonada (III dinastía) con alusiones burlescas a las aficiones literarias de las mujeres.

Es difícil creer que tanto los faraones como la nobleza no supieran leer y mas insólito aun, es saber que eran incapaces de leer las inscripciones que ellos mismos habían dispuestos sobre sus tumbas y que con frecuencia visitaban. Hay que tomar en cuenta que solo el diez por ciento de los egipcios sabían leer (no todos escribir); la gran mayoría aprendió el la época baja, especialmente los mercaderes, valiéndose principalmente con el alfabeto demótico.

Las normativas que se regían eran muy estrictas, ya que prohibían introducir en las copias cualquier iniciativa propia que pudiese alterar su primitivo contenido. Empleaban tres tipos de escritura: jeroglífica, demótica y hierática. Fueron estas dos últimas las que más utilizaban, con el fin de hacer los trabajos con mayor facilidad y rapidez.
En el periodo tardío de Egipto, la imagen de un babuino, el animal que le estaba consagrado, servía para reconocer al escriba.
La personalidad del escriba era la del depositario milenario del antiguo Egipto la cual le otorgaba un popular prestigio liberado de superstición e idolatría.
El escriba Jupuiu, que vivió durante la dinastía V, desempeñó, al mismo tiempo, el cargo de ministro de asuntos del rey, escriba de los documentos reales y director de los escribas. Durante la dinastía VI, Dyau, cuya tumba se encontró en Abydos, era escriba de rollos divinos, director de los escribas reales y sacerdote lector.
Es por estas circunstancias que los escribas eran los portaestandartes de la cultura de su país, Gracias a los escribas, se iba manteniendo el estado egipcio sin cambios sustanciales. Ellos educaron al pueblo para mantener su civilización. Tan orgullosos estaban de esto que se han encontrado frases en sus pizarras de lona, como las siguientes:<< dirige tu corazón para ser un escriba, para que puedas dominar la tierra entera>>, << se escriba, el dirige el trabajo de todo el mundo. Para el no hay impuesto, ya que paga tributos escribiendo, y tampoco hay deberes para el. Te lo ruego date cuenta>>.

Algunos escribas del antiguo Egipto:


• Aajeperkare-Senb 1438 a. C.-Dinastías XVIII, (Reino Nuevo).

• Aba (Alt Ibi) Desconocida.-Cargo Escriba de caballos. Dinastías XX, (periodo ramésida).
• Akhpet 1290 a. C.- Cargo Jefe de embalsamadores y escriba. Dinastías XIX, (Reino Nuevo).


• Amenemhet 1473 a. C.-1458 a. C. Cargo "jefe", funcionario y escriba. Dinastías XVIII, (Reino Nuevo).
• Amenemope 1186 a. C.-1069 a. C. Cargo Escriba. Dinastías XX, (Reino Nuevo).
• Amenmose (Alt Amenmessu) 1279 a. C.-1213 a. C. Cargo Escriba real. Dinastías XIX, (Reino Nuevo)..
• Amennakhte 1184 a. C.-1153 a. C. Cargo Alto funcionario. Dinastías XX, (Reino nuevo).
• Amenofis 1430 a. C.-1350 a. C. Cargo Escriba real y sumo administrador. Dinastías XVIII, (Reino Nuevo).
• Ani 1250 a. C.- Cargo Escriba de las ofrendas divinas de los dioses e inspector de los graneros de los señores de Tawer.
• Ankhefenamón 1039 a. C.-991 a. C.Cargo Mayordomo y escriba real. Dinastías XXI, (Tercer periodo intermedio).
• Djehutymose 1315 a. C.- Cargo Escriba del rey. Dinastías XVIII, (Reino Nuevo).
• Djehutymose 1099 a. C.-1069 a. C. Cargo Escriba. Dinastías XX, (Reino Nuevo). Hednakht 1232 a. C.-
• C Hednakht 1232 a. C. cargo Escriba del tesoro. Dinastías XIX, (Reino Nuevo).
• Hori 1213 a. C.-1203 a. C .Cargo Escriba. Dinastías XIX, (Reino Nuevo).

• Huya 1279 a. C.-1213 a. C. Cargo Escriba real. Dinastías XIX, (Reino nuevo).
• Karem 1465 a. C.-1455 a. C. Cargo Escriba. Dinastías XVIII, (Reino Nuevo).

• Kenherkhopshef 1220 a. C.-1190 a. C. Cargo Escriba. Dinastías XIX-XX, (Reino Nuevo).
• Khaemipet 1270 a. C.- Cargo Escriba del libro del dios del señor de las Dos Tierras. Dinastías XIX, (Reino Medio).
• Mami 1427 a. C.-1400 a. C. Cargo Escriba real. Dinastías XVIII, (Reino Nuevo).
• Menna 1400 a. C.-1390 a. C. Cargo Escriba de los campos reales. Dinastías XVIII, (Reino Nuevo).

• Merer 2050 a. C.- Cargo Escriba de las ofrendas divinas. Dinastías X, (Primer periodo intermedio).
• Mose 1279 a. C.-1213 a. C. Cargo Escriba. Dinastías XIX, (Reino Nuevo).

• Nashuyu 1246 a. C.-Cargo Escriba. Dinastías XIX, (Reino Nuevo).

• Nebmertuef 1391 a. C.-1353 a. C. Cargo Escriba real. Dinastías XVIII, (Reino Nuevo).
• Neferhotep 1279 a. C.-1213 a. C. Cargo Escriba real. Dinastías XIX, (Reino Nuevo).
• Nekmertaf 1360 a. C.-Cargo Escriba. Dinastías XVIII, (Reino Nuevo).

• Rahotep 2494 a. C-2345 a. C. Cargo Escriba real. Dinastías V, (Reino Antiguo).
• Ramose 1279 a. C.-1213 a. C Cargo Escriba del lugar de la verdad. Dinastías XIX, (Reino Nuevo).
• Sa-Mont 1950 a. C.- Cargo Escriba de la gran prisión. Dinastías XII, (Reino Medio).
• Sementawy 1320 a. C.- Cargo Escriba. Dinastías XVIII, (Reino Nuevo).

• Tjuneroy 1280 a. C.- Cargo Escriba real. Dinastías XIX, (Reino Nuevo).

Escribas importantes
• Ptahhotep (siglo XXIV a. C.), escriba, administrador y chaty del faraón Dyedkara-Isesi.
• Senedyemib Inti (siglo XXIV a. C.), escriba, arquitecto y chaty de Dyedkara-Isesi.
• Senedyemib Mehi (siglo XXIV a. C.), escriba y chaty del faraón Unis.
• Intef hijo de Iku (siglo XXII a. C.), escriba gobernante del nomo de Uaset Tebas.
• Neferkara Iymeru (siglo XVII a. C.), escriba y chaty de Sebekhotep IV.
• Ahmes (siglo XVII a. C.), escriba autor del llamado papiro de Ahmes.
• Amennjat, hijo de Ipuy (siglo XVII a. C.), autor del Papiro de las minas, el mapa topográfico más antiguo conocido.
• Useramon (siglo XV a. C.), también llamado User, fue chaty de Tutmosis III.
• Amenhotep (siglo XIV a. C.), escriba real y Sacerdote de Horus.
• Rahotep siglo XIII a. C.), sacerdote y escriba bajo Ramsés II.
• Pentaur (siglo XIII a. C.), quien narró la famosa batalla de Qadesh y autor del poema del príncipe Pentaur, el hijo de Ramsés III.

4 comentarios:

Joaquin Garcia dijo...

Muy buena informacion,me sirvio! :D

David Ramón dijo...

Interesante, y lo que más me gusto saber; que hubo faraones analfabetas.

Unknown dijo...

like

Unknown dijo...

son lo que escriben no

Publicar un comentario